Lo casposo, dicho por un artista, sigue siendo casposo.

Una frase:

One estétemen is necessery: la only differéns… bituín one crezy man, andalí, is vfery símpel; da-lí is not crezý…atól.

¿Cómo os habéis quedado? Los que creéis que el inglés suena como el rumano igual lo tenéis más claro, pero el resto… A ver.

¿Quién dijo esta payasada?

  1. Ortega y Gasset
  2. El príncipe gitano
  3. No lo dijo nadie. Se lo ha inventado el Dr Terwilliker.

 

Y la respuesta….. es……

Dalí.  ¡Efectivamente!  Fue Salvador Dalí.

Antes de que os volváis locos -o no sigáis leyendo- dadle al play al siguiente video y avanzad hasta el minuto 7’44. Para los que no lo hayáis escuchado nunca, es una buena presentación.

Hay quien dice que el psicoanálisis podría explicar lo que le pasa; otros lo achacan a la Tramontana, un viento que pega en Girona (su lugar de origen) y te deja tarado; y una última teoría expone que las raíces del bigote le habrían hecho un nudo en las neuronas que se ocupan del sentido común.

¿Os creéis estas afirmaciones?  Pues muy mal. La explicación es más sencilla.

DALÍ IS AN ARTIST.

Y los artistas hacen lo que les da la gana. Sobre todo cuando tienen la vida solucionada. Y este era su caso, porque a su edad ya lo había hecho todo, y se podía permitir este frenesí creador liberador.

Y estaréis pensando. ¿Qué tiene que ver esto con la música?

Unas fotos

Si eres una persona normal (con la creatividad limitada por Playstation y Liga Santander) y ves un grabado de un  piano de gatos……No haces nada.

Si ves un grabado de un piano de gatos y eres Dalí, te marcas un documental llamado A soft self portrait donde haces una réplica real del piano, lo tocas y le dices a Orson que haga de narrador. Sí. Orson Welles. ¿Hay otro Orson famoso?

Eso sí, como eres un artista de tu tiempo, y el video es del año 1969, salen bailarinas enfundadas en monos ajustados. La etiqueta apropiada sería: Surrealismo paranoico-crítico setentero. (Minuto 1’44 del mismo video, para quien no quiera ver enteros los créditos)

Y aquí no terminan las chorradas musicales. En el minuto 21’36 continúan las aventuras en torno al piano que acaban con el instrumento en el mar y el pianista hundiéndose (que para eso le han pagado. Comida, dinero, drogas….Vete tú a saber)

A partir de aquí el despiporre no es musical pero es igualmente recomendable. Si tienes una caja de Almax u Omeprazol, adelante. Total, ellos también lo grabaron con pastillas.

Author: Dr. Terwilliker

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.