Todas las mañanas del mundo, de Alain Corneau (1991)

Película basada en la novela de Pascal Guignard, ambientada en el XVII y que narra la vida de Monsieur de Sante Colombe, compositor y profesor de viola de gamba.

Se narra la difícil relación que establece con sus dos hijas tras la muerte de su esposa a la cual añora. Podemos ver la relación, igualmente tormentosa con el músico y discípulo Marin Marais.

La película se toma ciertas licencias históricas, que quizá no satisfagan a los más pulcros espectadores historicistas, pero que desde el punto de vista cinematográfico funcionan.

Es una película intensa, dramática, y donde la música tiene gran peso. Los actores, magníficos, realizaron grandes esfuerzos en resultar creíbles en su interpretación de la viola.

La banda sonora, a cargo de Jordi Savall, presenta una selección de música perfecta que supuso para él, el despegue de su carrera internacional y de su sello Alia-Vox tratándose, seguramente de la película que más ha contribuido a la popularización de la música antigua.

 

 

 

 

 

 

Author: Jorge de la Torre Sanz

Director del Instituto de Música Online. Pianista, Compositor y Director Musical.

Share This Post On

1 Comment

  1. Maravillosa y emocionante película. Banda Sonora que pone los pelos de punta. A verla todo el mundo!!!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.