Telegraph Avenue, de Michael Chabon (2012)

Incursión del novelista estadounidense en el ámbito de la música. Como la mayoría de sus textos, es ambicioso, extenso y con una trama de personajes densa, cuyas ramificaciones presentan múltiples relaciones entre ellos.

Es una novela coral con el eje situado en torno a dos personajes que tienen una tienda de discos que se mantiene a duras penas –la acción se sitúa en 2004, aunque todo hace parece que fuera anterior-. Sus respectivas parejas son comadronas y ayudan a tener partos naturales en casa.

El argumento se complica con otros cuantos personajes –dos niños, un viejo músico, un empresario, un concejal…

En varios momentos se hace referencia a Tarantino –sobre todo Jackie Brown y Kill Bill- y ciertamente la novela parece un homenaje a su cine y a su estética. Muchas de las situaciones están cerca de la estética del cómic.

Pero a diferencia de las películas del director de Pulp Fiction, no se centra en la violencia sino en las difíciles relaciones de pareja, y de padre a hijo. Así, el libro se convierte en una serie de matrioskas sobre las conexiones entre las personas.

Un aspecto muy presente es la relación entre razas. Los protagonistas son blancos y afroamericanos que viven en Oakland, una ciudad californiana con un gran historial de convivencia –con todos sus problemas asociados-.

La narración es muy ágil y su prosa resulta ácida y punzante en muchos momentos, si bien es capaz también de articular un precioso capítulo, a modo de plano secuencia que sigue la fuga de un pájaro, en el centro de la novela ejerciendo de bisagra de la historia.

La historia se salpica de miles de referencias que ayudan a componer la imagen del universo que describe, un mundo pop, de consumo y ocio, lleno de vinilos, de equipos de música de reproducción, de artistas de todo tipo predominando el soul, funk y jazz de las décadas de los 60 y 70, de alusiones a cómics, televisión, moda… Todo un inventario de la estética del siglo XX aunque se sitúe en el siglo XXI.

¿Es un canto de cisne? Quizá. Lo que es seguro, es que es una novela muy entretenida llena de referencias y amor por la música y los músicos.

También te puede interesar:

Author: Jorge de la Torre Sanz

Director del Instituto de Música Online. Pianista, Compositor y Director Musical.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.