Terrorismo musical: Henrietta & Merna

Terrorista solista 3: Henrietta & Merna

Demos la bienvenida a esta entrañable pareja de cantantes personas.

¿Están en el musical business por el dinero? ¿Por la fama? ¿Por conseguir sexual partenaires?

Está claro que no. Estamos delante de un claro ejemplo de Arte por el Arte.

Y viendo la foto, ¿sabéis que estilo hacen?

  1. Death metal
  2. Canción melódica mediterránea
  3. Folk swahili
  4. FGAM

¿Habéis elegido la cuarta opción? Se nota que seguís el Folk Gospel American Movement.

¿Cómo suena? Agarraos fuerte que vienen curvas.

Es difícil resistirse a la tentación de cantar con ellas. En las próximas semanas el profesor Terwilliker os proporcionará un karaoke para que podáis cantar con ellas.

Supongo que no paráis de preguntaros por el jersey de la joven de más edad… De dónde puede haber salido…

Después de razonar al menos minuto, lo achaco a otro complemento que luce nuestra terrorista musical: sus gafas.

O dicho de otro: cómo fabricar tus propias lentes con las Budweiser que te bebes cada noche.

¿Qué les lleva a perpetrar este infame castigo para nuestros oídos?

  1. No escuchaban bien el audio de referencia
  2. No llevaban el sonotone en el mismo tono que el audio
  3. Iban desnudas de cintura para abajo y no estaban acostumbradas a cantar así
  4. Su idioma habitual es el Arkansiano y no el inglés
  5. Sin su público (35.000 de media por concierto) no son lo mismo
  6. Última suposición. Voy a arriesgar. No son cantantes.

Sea cual sea la razón, lo grave es que carecemos de más videos para contrastar así que solo nos queda añadirlo a favoritos y escucharlo hasta la muerte.

Ah y para los adictos a las redes: aquí tenéis el siguiente club al que querréis pertenecer.

Mira esto también, friki:

Author: Dr. Terwilliker

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.