Ha nacido una estrella, de Bradley Cooper (2018)

A star is born

Estamos ante una de las películas más exitosas de ese año, que fue nominada a los Oscar y que en esa ceremonia obtuvo el galardón por el tema Shallow, que funciona un poco como leitmotiv de la película.

La razón por la cual me refiero a esto es porque estamos evidentemente ante un producto hecho a la medida de los gustos hollywoodienses.

Tenemos en el papel masculino –interpretado por el mismo director- a un perdedor. Al iniciar la película lo vemos como un triunfador al frente de su grupo de música, pero enseguida vemos que el alcoholismo le está derrotando.

En el papel femenino –interpretado de manera estupenda por Lady Gaga-, una aspirante a estrella que consigue su sueño. Viendo el título, no se puede decir que avanzarlo sea hacer un spoiler

Presentados estos dos personajes, el drama está servido.

Se trata de un remake que se convierte en la cuarta versión después de las de 1937, 1954 y 1976.

La película es técnicamente irreprochable. Ciertamente se percibe con más fuerza el personaje femenino y no se profundiza lo suficiente en la relación entre ambos protagonistas.

Lo mejor de todo es ver a Lady Gaga, que funciona igual de bien como cabaretera, como principiante tímida que como gran estrella.

También te puede interesar:

Author: Jorge de la Torre Sanz

Director del Instituto de Música Online. Pianista, Compositor y Director Musical.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.