Andrew Sisters; Queens of the music machines, de Rhodri Huw (2008)

Documental sobre uno de los grupos vocales estadounidenses más famosos de los años 30 y 40. Este trío de hermanas, seguramente el más famoso de los conjuntos vocales familiares tan en boga hasta la llegada del rock, forma parte del imaginario colectivo y de la banda sonora de la vida americana de entreguerras.

La narración pasa revista a sus vidas en orden cronológico poniendo énfasis en el contexto histórico pero mostrando también como su carrera se acompasaba a las demandas de la industria musical. En este sentido, y sin querer desmerecer sus méritos musicales, son un ejemplo de producto musical.

En sus inicios se presentaron a varios concursos de talentos y lanzaron su carrera imitando a las Boswell Sisters, hasta que consiguieron unos cuantos éxitos que las catapultaron a la fama. Su época dorada fue entre 1937 y 1945 cuando lograron la mayor parte de sus éxitos. Fueron un símbolo de la música swing y de hecho actuaron o grabaron con la mayor parte de artistas del estilo: Benny Goodman, Artie Shaw, Glenn Miller…

Tuvieron mucha repercusión sus temas grabados junto a Bing Crosby, la voz favorita de América en aquellos momentos, y su éxito les abrió las puertas de Hollywood donde llegarían a participar en 15 películas. Durante la Segunda Guerra Mundial fueron algunas de las artistas que viajarían al frente para animar a las tropas.

Pero los años 50 fueron años de cambio en la industria cultural y todo lo anterior a la Segunda Guerra Mundial era visto como algo pasado de moda por la juventud, volcada en los nuevos géneros con los cuales se identificaban más claramente, caso del R&B o el incipiente Rock’n roll.

A partir de ese momento, se convertirán en habituales de la televisión americana y protagonizarán algún intento de recuperar la fama.

Todo ello, no pudo ocultar las tensiones que se vivían entre las tres hermanas, recelosas del éxito, de las relaciones personales, de sus matrimonios…

Es un documental corto, ameno y que refleja cómo era la vida de los artistas que vivían a expensas de lo que la industria quisiera hacer con ellas. Un aspecto que siempre ha estado latente pero que se ha instalado de nuevo con fuerza en la industria musical en el nuevo milenio. ¿Será para bien? Como se puede ver en el documental, no todo era tan estupendo como parecía tras aquellas tres sonrisas relucientes…

También te puede interesar:

Author: Jorge de la Torre Sanz

Director del Instituto de Música Online. Pianista, Compositor y Director Musical.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.