Kitsch y Flamenco; ácido folclórico, de Luis Clemente (2009)

En este fantástico libro, Luis Clemente, autor de varias publicaciones sobre flamenco, nos propone un viaje por la imaginería flamenca materializada en lo kitsch; figuritas, botellas, llaveros, postales…todo ello nos remite a un mundo irreal que ha acabado reemplazando a la propia realidad pero de la cual se retroalimenta vaciando o cambiando su significado. Como él mismo postula, el kitsch flamenco está a la altura del mejor kitsch estadounidense, con una unidad y capacidad de creación de símbolos extraordinaria.

Pero ha de quedar claro que no se trata de un ensayo sociológico sino que su pretensión es mostrarnos todo un caleidoscopio de clichés, posturas, grafismos, trajes o actitudes que marcan ese «typicalspanish» o «spainisdifferent» que como el propio autor señala, queda simbolizada por la figura de la bailaora que coronó las televisiones de tantas familias españolas en los años 60 y 70.

El libro se centra en la industria discográfica y hace una estupenda selección de las portadas flamencas de los sellos españoles así como de algunas ediciones extranjeras. Además, el autor hace una selección escogiendo diferentes elementos comunes a las portadas (el tablao, la bailaora, la guitarra, el drama…) que ayudan a entender mejor el cliché que se origina y que va marcando el imaginario de varias generaciones.

La propuesta no es analítica sino una invitación a mirar y extraer conclusiones propias. Y también a escuchar, porque detrás de muchas de estas propuestas estrambóticas hay grabaciones impagables de los mejores artistas de cada momento.

Un libro que abarca el mundo musical desde una óptica muy diferente y por tanto interesante.

También te puede interesar:

Author: Jorge de la Torre Sanz

Director del Instituto de Música Online. Pianista, Compositor y Director Musical.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.