American Graffiti, de George Lucas (1973)

Estamos ante un clásico de las películas juveniles y una de las primeras que hizo de la nostalgia su punto fuerte -el eslogan ¿dónde estabas en 1962?-, algo a lo que estamos -demasiado?- acostumbrados, ahora que constantemente se nos recuerdan actores, películas o situaciones.

George Lucas sería el genio tras la saga Star Wars, al frente de la renovación de los efectos especiales en el cine, pero antes de eso dirigió magníficamente esta película lo cual nos hace pensar -como a su amigo y productor de la película Francis Ford Coppola- que la famosa saga galáctica nos hizo ganar un productor y nos hizo perder un posible gran director.

Lucas pertenece a la generación que renovó el cine americano en los 70 junto al propio Coppola, Scorsese, Malick, Altman, De Palma…

En American Graffiti consigue varias cosas muy meritorias: realizar una película eminentemente juvenil pero sin dejar fuera de juego al resto del público, establecer la acción en unas pocas horas y escenarios sin que se haga monótono ni excesivamente acelerado, contextualizar la importancia de la música como elemento definitorio de la personalidad de los jóvenes a través de sus artistas favoritos y de sus locutores de radio que tenían mucho poder e influencia en esa década, realizar una película coral en la que todas las historias son interesantes y desarrolladas alternadamente sin caer el ritmo en ningún momento…

Aparecen como es de esperar, todos los temas famosos de ese año 1962 y que sin ser norteamericanos, todos conocemos pues la «invasión» musical fue a escala planetaria.

En resumen, una gran película en la que disfrutar de buenas canciones.

También te puede interesar:

Author: Jorge de la Torre Sanz

Director del Instituto de Música Online. Pianista, Compositor y Director Musical.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.